¿¿Te perdiste el Episodio 1?. Aquí lo tienes

En el episodio de hoy quiero llamar tu atención sobre las variantes que existen dentro del ritmo biológico del sueño. Aprenderemos porque algunas personas necesitan acostarse temprano cuando otras necesitan acostarse tarde. Esta historia está basada en hechos reales. 

 Jessica había esperado este momento toda la semana. Había preparado una cena rápida y las niñas se habían acostado sin muchos problemas. John estaba ocupado con algún quehacer y ya estaba tardando. Jessica lo llama porque para ella ya ha llegado la hora.
¿Pero la hora de qué?
Jessica había estado esperando toda la semana para poder encontrar un momento de tranquilidad para ver y compartir la película “el nombre de la rosa” con John.
Está entusiasmada por ver esta película. Cuando era adolescente había leído el libro y había quedado fascinada por la trama y como Umberto Eco, el autor, había desarrollado la intriga. La novela se situaba en el siglo 14 en un monasterio franciscano y se podía ver como discurría la vida en ese momento en ese entorno. 
Además, esta novela era fantástica porque tenía varios niveles de lectura. En la forma en que estaba escrita permitía al lector ingenuo disfrutar del progreso de la novela, de sus personajes e intrigas. El lector de segundo nivel podía captar las referencias, las citas el juego del autor. Aunque esta novela fue considerada algo difícil tuvo muchísimo éxito y tanto fue su éxito que un realizador francés Jean-Jacques Anaud se atrevió a llevarla a la gran pantalla. Jessica está ansiosa por ver como este realizador había plasmado las riquezas de los acontecimientos del libro en una película donde el tiempo es mucho más limitado.
Y por fin Jessica ha conseguido el DVD y está lista para poder verla tranquilamente sin que nadie la interrumpa.
Los dos se sientan en el sofá y empieza la película. Rápidamente Jessica es absorbida por todos los detalles de la película y establecer el paralelo con el libro.
Pasan aproximadamente 10 minutos y de repente oye un pequeño ronquido. Se da la vuelta y ve a su lado a John dormido. Le da un ligero codazo para que se despierte y siga la apasionante película. John se despierta y le dice – si yo no estaba dormido.
Jessica no le contesta ya que lo único que le interesa es la película.
Transcurre 5 minutos más y de nuevo Jessica oye un ronquido. 
Esta vez Jessica explota. Le da un enorme codazo a John, parra la película y empiezan los reproches:
Hay que ver John con lo ilusionada que estoy por ver esta película contigo y no eres capaz de mantenerte despierto ni 5 minutos. Podrías hacer un esfuerzo. Siempre es lo mismo nunca podemos ver ni una película, ni un programa juntos, siempre te tienes que dormir. Ahora ¿qué quieres hacer? ¿Te vas a acostar o vas seguir viendo la película, pero te vas a dormir de nuevo, ¿verdad? Ya no sabes ni por donde va el argumento, ¿la tengo que volver a poner desde el principio?
John se despierta y ve el mal humor de Jessica, pero no se lo tiene en cuenta. Él sabe que si se queda en el sofá se volverá a dormir, pero también sabe la ilusión que le hace a Jessica compartir con él. 
Mira Jessica te propongo una cosa. Yo me voy a dormir a la cama, tú te quedas mirando la película que tanto te gusta y mañana por la tarde la volvemos a poner para poder compartir tu y yo. Seguro que no te molesta verla una segunda vez. Estarán las niñas, pero podemos compartir en familia. ¿Te parece?

Jessica sabe que no vale la pena insistir para que John se quede, Jessica sabe que John se va a dormir y que si está en el sofá no descansara como lo necesita.
El acuerdo la satisfizo a mitad, pero valía esto mejor que nada. A ella no le molestaba volver a ver la película dos veces. Y así lo hicieron. Al otro día disfrutaron en familia. La película les gustó mucho incluso a las niñas y se lo pasaron muy bien. 
Ya era lunes y el fin de semana había pasado volando. Había que volver al trabajo y en su pausa del medio día Jessica aprovecho para ir a la farmacia.
Jessica: Hola Anthony, ¿qué tal?
Anthony: Muy bien Jessica y tu ¿qué tal? ¿Qué tal tu fin de semana?
Jessica: Muy bien, pero estoy un poquito enfadada con John y te lo quería comentar porque encuentro que esto no es muy normal.
Anthony: ¿De qué se trata? Jessica
Jessica: Mira te puedes creer que no hay manera de poder ver juntos una película por la noche. En cuanto se sienta en el sofá se duerme. Entonces yo me enfado, pero no sirve para nada porque de todas formas se duerme. Si tenemos que salir por la noche y trasnocha, al otro día esta que no vale nada. Sin embargo, cuando se acuesta a su hora al otro día es el primero de la casa en levantarse. 
Anthony: ¿y tú Jessica? 
Jessica: A mí me gusta más acostarme tarde y levantarme, bueno a una hora razonable pero no tan temprano como John.

Anthony: Bueno parece que tenéis los ritmos biológicos invertido.
Jessica: ¿Qué tenemos que? ¿Los ritmos bilógicos? ¿De qué me estás hablando?
Anthony: En la naturaleza tenemos diferentes ritmos. La tierra tarda 365 días 6 horas, 9 minutos y 9,5 segundos en dar la vuelta al sol. La luna tarda 27 días 7horas y 43 minutos en dar la vuelta a la tierra. En la tierra tenemos 4 estaciones, primavera, verano, otoño, invierno. También tenemos el ritmo diurno y nocturno. 
Vez toda la naturaleza y nosotros incluidos estamos sometidos a todos estos ritmos.
Jessica. ¿Pero Anthony que tiene que ver esto con lo te he contado? 
Anthony: Dentro de los ritmos puede haber diferentes variaciones. Por ejemplo, existen personas que necesitan dormir muchas horas y otras que con poco están bien. Unas necesitan acostarse temprano para sentirse bien y recuperarse y otras pueden acostarse tarde y están bien. Estos patrones corresponden a la tipología Alondra o Búho.
Jessica: De verdad Anthony me estás hablando en chino.
Anthony: La Alondra es un pájaro de tamaño pequeño que vive en zonas áridas. Tienen un reloj biológico matutino. Eso quiere decir que se despierta en cuanto sale el sol y se acuesta en cuanto anochece. ¿Te suena esto?
Jessica: si me recuerda a alguien dice Jessica sonriendo
Anthony: después están las personas Búho. Como ya sabes el búho es un ave que vive de noche. Las personas Búho desarrollan una mejor actividad, están más despierta por la noche. Sin embargo, no les pidas mucho por la mañana. ¿Te suena esto? 

 

Jessica: Bueno si entiendo bien tu explicación Anthonymi marido tiene un ritmo biológico alondra. Para sentirse bien el necesita acostarse temprano y levantarse temprano. Sin embargo, yo soy búho. Es verdad que a mí me gusta acostarme tarde y levantarme relativamente tarde.
Pues vamos bien nuestros ritmos están totalmente invertido. 

Por eso tenemos tantas discusiones. 

 A mí me gustaría salir el sábado por la noche y que el domingo por la mañana nos quedáramos en la cama un poquito más, todos juntos en familia. Pero cuando vienen las niñas a nuestra cama, a jugar con nosotros, él ya no está. Se ha ido con su bici a pasear a Rocky. Así que jugamos las tres y él se lo pierde. Pero gracias a tu explicación ya veo que no vale la pena discutir. Por lo que entiendo no se debe ir contra la naturaleza. 

Muchas gracias Anthony por esta explicación tan interesante.  

Esto nos va a evitar muchas discusiones. Yo pensaba que John era aburrido porque no quería hacer nada por la tarde noche y que lo hacía expresamente para fastidiar. Pero veo ahora que para él es una necesidad acostarse temprano.
Cuando llegue a casa se lo voy a explicar porque de verdad vale la pena tener en cuenta el biorritmo de cada uno y así evitar discusiones en casa.  

Si vivimos, teniendo en cuenta el biorritmo de cada uno, esto nos permitirá hacerle sentir al otro que lo respetamos y así conseguiremos ser más felices. 

¿Es bueno el estrés?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This