¿Qué es la epilepsia canina?

Epilepsia canina es una enfermedad que se da, principalmente, en perros de raza grande, aunque es verdad que últimamente se dan cada vez más casos en perros de raza mediana y pequeña.

La epilepsia canina se manifiesta mediante ataques epilépticos. Según el reconocido neurocirujano Wilder Penfield, se produce como una especie de cortocircuito en el cerebro.

En los perros, los primeros ataques pueden darse desde cachorro hasta los seis años de edad. Se calcula que tienen una duración media de uno a dos minutos, pero pueden prolongarse hasta treinta minutos en algunos casos graves.

 

¿Alguna vez ha tenido un ataque tu perro?

Si observas a tu perro podrás apreciar las diferentes etapas del ataque y sus correspondientes síntomas.

Te las explicamos a continuación para estar pendiente y saber cómo actuar con tu perro:

  • Antes del ataque epiléptico: Notarás a tu perro que está como nervioso y algo desorientado. También puede mostrar confundido, con pequeños temblores y salivar en exceso. Estos efectos pueden durar minutos, horas o incluso días.
  • Durante el ataque epiléptico: Tu perro puede caer al suelo en la mayoría de los casos y convulsionar. Puede mostrar espasmos con patadas o incluso hacerse sus necesidades involuntariamente. Puede que en ocasiones pierda la consciencia.
  • Después del ataque epiléptico: Notarás que tu perro está agotado y muy confundido y en ocasiones puede perder la visión por un tiempo y moverse de un lado a otro como si estuviera asustado.

    Te compartimos el caso de Buddy

    TOY STORY – LA HISTORIA DE BUDDY – UN CANICHE TOY

    https://leparcinstitut.com/toy-story-la-historia-de-buddy-un-caniche-toy/

    ¿Qué puedes hacer si tu perro sufre un ataque epiléptico?

    Si ves que tu perro comienza a mostrar síntomas de que va a sufrir un ataque epiléptico o simplemente ves que ya lo está sufriendo, lo que debes hacer, sobretodo mantener la calma, ya que es fundamental para poder ayudar a tu perro.

    Es muy probable que tu perro pierda el conocimiento durante el ataque, por eso debes tumbarlo, sobre una zona blanda. Cómo por ejemplo su cama o un sofá, unas mantas en el suelo o algo que evite que pueda dañarse en caso de que se caiga.

    Manteniendo la calma en todo momento, tienes que acompañar a tu perro hasta que finalicen sus convulsiones. Nunca, bajo ningún concepto intentes sacar la lengua, ya que se la podría morder. Tampoco meter la mano en su boca, porque no está consciente y podría morderte sin querer. Solamente le acompañamos hasta que el ataque epiléptico finaliza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This