En Le Parc Institut diseñamos nuestros productos procurando que tengan base científica.

ColRed Plus está basado en el trabajo sobre el metabolismo del colesterol que llevó a Goldstein y Brown a ganar un Premio Nobel

Protech-G y Protech-G Suprem están basados en el trabajo de Metchnikoff, sobre las bacterias beneficiosas y su influencia en la salud, con el que ganó un Premio Nobel.

Los productos de Le Parc Institut se diseñan con la premisa de respetar los ritmos biológicos y contemplan el trabajo de Jeffrey y Johnson, ganadores de un Premio Nobel.

A continuación te proponemos un artículo para reflexionar.

  • La OMS quiere garantizar que se sigan los estándares científicos internacionales

  • El protocolo aprobado prevé establecer un comité de vigilancia de los datos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado un protocolo para autorizar los ensayos clínicos de fase III que probarán la eficacia de las hierbas medicinales contra el coronavirussegún informa ‘Science Alert’. El protocolo aprobado tiene como objetivo habilitar la capacidad técnica de los científicos de África para llevar a cabo ensayos clínicos adecuados que garanticen la calidad, la seguridad y la eficacia de las medicinas tradicionales en consonancia con las normas internacionales.

Las pautas autorizadas prevén el establecimiento de un comité de vigilancia de los datos y la seguridad de los ensayos clínicos de la medicina herbaria. “Al igual que en otras áreas de la medicina, la ciencia sólida es la única base para las terapias seguras y eficaces de la medicina tradicional”, asegura el doctor Prosper Tumusiime, director del grupo de cobertura universal de salud de la oficina regional de la OMS para África.

El protocolo ha sido aprobado por un comité regional de 25 miembros de la OMS, el Centro Africano para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Comisión de Asuntos Sociales de la Unión Africana formado en julio para mejorar la investigación y el desarrollo de las medicinas tradicionales para el coronavirus.

Controversia sobre la medicina tradicional

El uso de la medicina tradicional contra el coronavirus ha despertado mucha controversia, ya que su eficacia no está probada y causa una falsa sensación de seguridad que aumenta el riesgo de propagación. En Indonesia, por ejemplo, la población se refugió en las hierbas medicinas o en bebidas promocionadas como capaces de curar el coronavirus o de reforzar el sistema inmunitario. Algunas de estas soluciones eran promocionadas en las redes sociales, pero otras llegaban incluso desde fuentes gubernamentales

Aunque algunos expertos del país advirtieron de que era falso que las hierbas medicinales tuvieran propiedades curativas contra el coronavirus, sí que explicaron que podían verse como “suplementos para mejorar la salud y el sistema inmune“. De hecho, el Instituto Indonesio de Ciencia tiene en marcha dos proyectos de investigación para probar la eficacia de algunos tratamientos de medicina tradicional contra el virus.

China también ha utilizado métodos de la medicina tradicional, que ha exportado a países como Venezuela, en la lucha contra la crisis sanitaria. En abril, Madagascar también atrajo mucha atención cuando se conoció que estaba utilizando una planta para tratar el coronavirus. El tratamiento consistía en una bebida elaborada a partir de artemisia, una planta que tiene eficacia probada contra la malaria y que ha sido utilizada en la medicina tradicional china durante miles de años.

FUENTE: INFORMATIVOS TELECINCO