Seguro que conoces o habrás escuchado alguna vez expresiones como: “tengo el frío metido en los huesos” o “me duelen los huesos del frío que hace”.

 

Una de las creencias populares más enraizada es que el frío y la humedad producen reuma, afectando a los huesos y justificando los dolores reumáticos que se agudizan en otoño e invierno. Se utilizan expresiones como, “tener el frío metido en los huesos” o “me duelen los huesos del frío”. Es tal la creencia, que algunos se plantean un cambio de trabajo o, incluso, de residencia, al iniciar dolor o molestias en el aparato locomotor.

Hay que aclarar que el frío y la humedad no causan enfermedades reumáticas. Por tanto, cuando comienzan las dolencias reumáticas se debe consultar al médico para averiguar el carácter y origen del problema. Se reconoce, sin saber por qué, que estas condiciones climatológicas agravan los síntomas en bastantes enfermedades reumáticas (como artrosis, artritis, tendinitis, cervicalgia, lumbalgia, síndrome fibromiálgico…), aunque no sucede en todos los casos por igual. Todos conocemos personas que anticipan cambios climáticos, al notar una reagudización de dolencias actuales o pasadas en sus huesos, articulaciones, músculos, tendones, fascias o ligamentos.

Una de las preguntas que más se repite en la consulta, cuando estoy realizando el diagnostico a un paciente y le comento que tiene Humedad es: ¿Y eso qué es?

Ciertamente el concepto de humedad de la Medicina Tradicional China difiere del concepto occidental y visualizamos el interior de nuestro cuerpo con condensaciones y goteos producido por la humedad.

La Humedad es unos de los factores patógenos. Los siete factores patógenos de la Medicina tradicional China son el Viento, el Calor, la Sequedad, el Fuego, el Frío y la Humedad.

Cada uno de los siete factores patógenos tienen una naturaleza Yin o Yang, en este caso, la Humedad es de naturaleza Yin y tiende a dañar a su opuesto, o sea al Yang.

No nos referimos solamente a la Humedad climatológica, también incluye vivir o trabajar en un entorno húmedo, caminar por agua o llevar ropas mojadas. De hecho, una forma de padecer humedad en el Jiao inferior, sobre todo en mujeres, es estar mucho tiempo con el bañador húmedo puesto, ya que la humedad externa invade la Vejiga.

La humedad puede combinarse con otros factores patógenos como el Calor, el Frío o el Viento. Una de las manifestaciones más comunes que produce la humedad es dolor articular fijo (síndrome Bi articular) o errático cuando se combina con el Viento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This