Es domingo y se ha levantado un fantástico día de primavera. El sol es brillante y calienta lo suficiente como para tener la temperatura ideal para pasar el día en el jardín, haciendo una barbacoa y comer en la terraza.

Hoy viene a comer a casa el hermano de John, Simón con su mujer Samanta y su hijo Samuel. También van a traer su perro Sam que es el hermano de Rocky el pastor alemán de John.

John y Jessica han pensado preparar una barbacoa y comer en la mesa de la terraza. Así todo el mundo estará más a gusto en el jardín. Los niños podrán jugar al aire libre y los perros no molestaran.

Ha llegado la hora de comer y todos se sientan a la mesa.

Primero, John y Jessica sacan el aperitivo. John se ocupa de la bebida. Saca el vermut, la ginebra, el wiski, los zumos de fruta y los refrescos para que cada uno pueda escoger lo que más le apetece.

Jessica, ella, saca diferentes entremeses. A parte de poner las tradicionales patatas fritas, aceitunas, mejillones también saca entrantes calientes. A Jessica le encanta cocinar pequeños canapés muy variados.

Hoy ha preparado unos canapés de salmón con queso crema y miel, unas espirales de hojaldre con sobrasada y unos bocaditos de hojaldre con queso brie y mermelada de tomate.

Todo un espectáculo. Les gusta mucho a todos y no sobra nada.

John se ha encargado de la barbacoa y la carne ya está en su punto. Hay costillitas de cordero, pechuga de pollo, longaniza fresca casera, chorizo fresco, dulce y picante, churrasco de ternera y panceta fresca de cerdo.

Jessica saca el acompañante. Ha hecho patatas fritas, y una ensalada variada con lechugas, tomates, espárragos y brotes de soja.

Todo esto acompañado de alioli y de un buen vino que ha traído Simón.

Todos comen de buena gana, y Jessica nota como las patatas fritas van desapareciendo y como se queda la ensalada.

Para el postre Jessica ha preparado una ensalada de fruta con piñas, orejones de melocotón, bolitas de melón y kiwi.

Después ponen el café acompañado de un pastel de queso cubierto de mermelada de arándano sobre una base de galleta. El tiempo de elaboración del pastel es bastante largo y Jessica empezó a prepararlo el día antes para que este esté en su punto para la comida.

Todos repiten del pastel ya que este, esta riquísimo.

John mira a su hermano y tocándose el estómago le dice

  • Cualquiera se mueve después de esta comilona, vamos a descansar.

John y Simón se echan en las tumbonas de la terraza y duermen  una pequeña siesta.

Jessica y Samanta se ponen a recoger mientras los niños van a jugar.

Descansan media horita, pero cuando se despiertan, John nota como la acidez le sube para arriba. En cuanto a Simón, él se nota muy pesado.

Jessica sabe que su marido tiene tendencia a sufrir del estómago, sobre todo cuando come demasiado o hace mezclas de alimentos explosivas.

Le pregunta

  • ¿Qué tal tu estomago?

John le sonríe. Siempre se sorprende de como su mujer le conoce tan bien y como está pendiente de él.

Él le contesta. –Pues con mucho acido.

Simón escuchando a su hermano, también se queja de que ha comido mucho y que se siente muy pesado.

Sin decir una palabra, Jessica va a la cocina a buscar el bote de Enzy- Duo. Siempre tiene Enzy-Duo en casa, es un producto natural que utiliza de forma ocasional, solo cuando lo necesita.

Le da dos cápsulas a John que se las toma con mucho gusto. También le da 2 cápsulas a Simón explicándole que son muy buenas cuando se tiene acidez o cuando la comida se queda estancada en el estómago.

Solo se tiene que tomar dos cápsulas juntas y a los 20 minutos adiós a los malestares.

Los niños, que han correteado toda la tarde, tienen hambre y vienen a pedir la merienda.

Antes de prepárales algo, Jessica le pregunta a John y a Simón si quieren comer algo y como tienen el estómago. Los dos le dicen que no tienen hambre, pero que  ya no sienten molestias y que están muy bien.

Ya llega la hora de despedirse. Antes de irse a casa Jessica le da a Simón lo que queda del bote de Enzy Duo porque este había comentado durante la sobremesa que la semana entrante tenía bastantes comidas de negocio.

Simón lo coge con mucho gusto porque ha sentido, como con una sola toma de dos capsulas, Enzy Duo le resolvió la digestión pesada que estaba teniendo.

Si sufres o conoces a alguien que sienta esos síntomas, recomendamos Enzy Duo, de efecto rápido, efectivo, sin efectos segundarios.

Ideal para las digestiones pesadas y la acidez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies