Jessica está preocupada. Su padre, un hombre muy activo, no se encuentra bien.

Lo que más le gusta a Carlos, su padre, es cuidar de su huerto. Le encanta trabajar la tierra, hacer los trabajos que requiere, según las estaciones del año.

En invierno descompactar la tierra dejando terrones grandes y echar algo de abono para que el agua de la lluvia penetre mejor y nutra la tierra.

En primavera hay que seguir trabajando. Se tiene que entrecavar y desmenuzar los terrones más grandes, sacar las raíces y eliminar las piedras que vayan apareciendo. Cuando la tierra tiene una apariencia esponjosa se puede añadir estiércol o abono según necesidad.

Ahora ya se puede preparar los surcos para poder plantar las flores y hortalizas de temporada.

En ese momento, Carlos también planifica el sistema de riego por goteo, para regar cada planta según su necesidad y así ahorrar agua.

Años atrás hacia todo este trabajo sin mucho esfuerzo, pero ahora esta exhausto. Ya no disfruta como antes.

Se lo comento a su mujer y fueron al médico. Después de hacerle varios análisis, el médico le diagnostico anemia ferropénica y le receto hiero para tomar. Pero este producto no le sentaba muy bien, le producía muchísimo estreñimiento y sentía mucho malestar en el vientre.

Y sobre todo, después de un tiempo de tratamiento, la anemia seguía y el seguía sin muchas fuerzas para disfrutar de su huerto.

Jessica le ofreció de nuevo ir a la consulta de Jordi, el naturópata y esta vez accedió.

El no creía que unas «plantitas» pudieran hacer algo por él aunque hubiera visto los buenos resultados que tenía la familia. Pero ya estaba cansando de sentirse cansado y pensó: – por probar, no creo que pierda mucho.

Por fin llega el día de la visita. Después de escuchar y leer los resultados de los análisis que le habían llevado, Jordi les explica que cuando hay anemia es porque existe un problema en el estómago que hace que no se absorba bien el hierro.

Es precisamente en el estómago donde un adecuado equilibrio de ácido clorhídrico   favorece la absorción del hierro que contienen los alimentos.

Cuando hay anemia esto nos quiere decir que existe un desarreglo en la producción de ácido clorhídrico.

Aunque tome todo el hierro del mundo si no reparamos este mecanismo no se aprovechara al máximo el hierro tomado.

Yo le recomiendo que tome Enzy-Duo. Este producto permite poner en marcha todas las sustancias necesarias para una buena gestión del hierro por eso se tiene que tomar antes de comer. Lo que buscamos es conseguir que se produzca la cantidad idónea de ácido clorhídrico y así restablecer principalmente la absorción del hierro y otros nutrientes.

Jessica pregunta:

  • ¿Cuánto tiempo tiene que tomar estas capsulas?

Jordi contesta:

  • La mejor manera de saber cuándo tiene que parar el tratamiento, es cuando el análisis le salga normal. No podemos predecir un tiempo de toma, dependerá del tiempo que tarde su cuerpo en reaccionar. En general es más rápido cuando la persona es más joven, suele tardar más con las personas de más edad.
  • Entonces ¿tengo que dejar de tomar el hierro del médico? Pregunta Carlos
  • No, es recomendable que tome los dos así se recuperará antes. Responde Jordi.

 

Carlos sale de la consulta con muchas esperanzas. Aunque Jordi no le había dicho cuanto tiempo tardaría en recuperarse, le había dado una explicación diferente a lo que le habían dicho hasta aquí.

Carlos tuvo que armarse de paciencia, tardo varios meses para que los análisis salieran totalmente normales, pero después de tanto tiempo con anemia, valió la pena estar tomando tres veces al día, esas cápsulas llamadas Enzy-Duo.

Ahora disfrutaba de nuevo de su jardín.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies