La mayoría de los cantantes, compones canciones alabando el corazón. Es verdad que no podríamos vivir sin él, pero nunca los cantantes alaban un órgano no menos importante y gran desconocido, de nuestro cuerpo, que es el intestino.   

¡Este órgano es muy sorprendente! Y se podría decir que tiene vida propia. 

El intestino pertenece al sistema digestivo, y este sistema es el único que nos relaciona con el mundo exterior. Las mucosas que componen este sistema son la principal superficie de intercambio y comunicación con el mundo exterior. Pueden llegar a medir hasta 400 metros cuadrados.  

Y lo más extraordinario es que el intestino tiene su propio eco-sistema compuesto de  sensores, receptores, glándulas, secreciones y actividad mecánica. 

Toda esta vida interna, que no notamos ni imaginamos, tiene dos objetivos: 

  1. Nuestra nutrición. Gracias al intestino absorbemos los nutrientes de nuestra alimentación y así tenemos energía y fuerza para seguir con nuestras actividades. 
  1. Nuestra defensas. El ecosistema que vive en nuestro intestino nos protege de los elementos externos que pueden entrar en nuestro organismo. De su buena salud depende que nos pueda defender de los posibles invasores. Es como la muralla que protege una ciudad si esta es deficiente los intrusos pueden traspasarla, entran en la ciudad que es nuestro cuerpo y hacernos daño. 

Sabiendo todo esto ¿de verdad vale la pena cuidar de nuestro intestino aunque nadie lo alabe? 

En el entorno tan agresivo en el cual vivimos, ahora es el momento de tomar acción. ¡Protege tu intestino! 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies