Sweety es un gatito muy cariñoso de cuatro años que vive con su propietaria, en una casa situada en una urbanización. Todos los niños de la zona lo conocen porque juega con ellos y se hace querer mucho. Es libre de entrar y salir de la casa cuando le apetece. Esto hace que se relacione con otros gatos callejeros. El pasado mes de septiembre se le detectó una herida abierta en una zona de un ganglio situado en el cuello.


 

Se trataba del virus de la inmunodeficiencia felina. El contagio se le produjo por un mordisco de otro gato. Es un retrovirus de la misma familia que el virus de la leucemia felina. Ambos virus producen enfermedades de los gatos que no tienen síntomas específicos.

Aunque algunos gatos infectados pueden vivir normalmente durante un tiempo, la infección produce un estado de inmunosupresión que predispone a complicarse con otras enfermedades y convertirse en casos irreversibles.

En el caso de Sweety, al estar localizado en el cuello, el problema era que si avanzaba la infección le podría llegar a impedir ingerir alimento con el consecuente resultado fatal.

Al ver otros artículos en el blog de Le Parc Institut, la propietaria se puso en contacto con gerencia para solicitar ayuda. Se le recomendó Inmuno Action y Regula-T día Plus mezclado con la comida. Sweety haciendo honor a su nombre, porque es un gatito muy cariñoso, además de tomarse regularmente su tratamiento, cada día se dejaba desinfectar la herida y no se movía hasta que su propietaria acababa de limpiarlo.

A día de hoy, nos da mucha alegría haber recibido noticias de su propietaria, comunicándonos que Sweety está totalmente recuperado.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This