Sistema circulatorio, una máquina perfecta

La labor principal del sistema circulatorio es la de transportar la sangre por todo el organismo. La sangre toma el oxígeno del aparato respiratorio y las sustancias alimenticias del aparato digestivo y los distribuye por todo el cuerpo humano hasta llegar al tejido más recóndito. Además, la sangre se encarga de recoger los desechos y los lleva hasta los riñones para expulsarlos por medio de la orina. También transporta el dióxido de carbono y lo lleva de retorno hacia los pulmones para que sea expulsado a través del aire al respirar.

Podemos definir el sistema circulatorio, en su conjunto, como el sistema de transporte. En el organismo de un adulto hay unos cinco litros de sangre. La sangre está compuesta por un líquido rojo, de textura viscosa, sabor salado y de un olor especial. En ella se distinguen las siguientes partes: el plasma, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Los glóbulos rojos o hematíes tienen forma de discos. Son tan pequeños que en cada milímetro cúbico hay de cuatro a cinco millones y miden unas siete micras de diámetro. No tienen núcleo por eso se consideran células muertas. Contienen un pigmento rojizo llamado hemoglobina y que les sirve para transportar el oxígeno desde los pulmones a las células.

El plasma sanguíneo es la parte liquida, es salado de color amarillento y en él flotan los demás componentes de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias de desecho recogidas de las células. El plasma, cuando se coagula la sangre, origina el suero sanguíneo.

Los glóbulos blancos o Leucocitos son mayores, pero menos numerosos (unos siete mil por milímetro cúbico), son células vivas que se trasladan, se salen de los capilares y se dedican a destruir los microbios y transformar las células muertas que encuentran por el organismo. También producen antitoxinas que neutralizan los venenos de los microorganismos que suelen producir las enfermedades. Los glóbulos blancos efectúan trabajos de limpieza (fagocitos) y defensa (linfocitos).

Las plaquetas son células muy pequeñas que sirven para taponar las heridas y evitar hemorragias.

Partes Del Aparato Circulatorio:

Consta de un órgano central, el corazón y un sistema de tubos o vasos, las arterias, los capilares y las venas. El corazón es un órgano hueco y musculoso del tamaño de un puño, rodeado por una membrana protectora llamada pericardio. Se encuentra situado entre los pulmones y está dividido en cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos.

Entre la aurícula y el ventrículo derecho hay una válvula llamada tricúspide, entre aurícula y ventrículo izquierdos está la válvula mitral. Las gruesas paredes del corazón forman el miocardio.

El corazón es un músculo que trabaja como una bomba, impulsando la sangre por todo el organismo. Realiza su trabajo en fases sucesivas. Primero se llenan las cámaras superiores o aurículas, a continuación se contraen, se abren las válvulas y la sangre entra en las cavidades inferiores o ventrículos.

Cuando están llenas, los ventrículos se contraen e impulsan la sangre hacia las arterias. El corazón late unas setenta veces por minuto y bombea todos los días unos 10.000 litros de sangre.

El corazón tiene dos movimientos: Uno de contracción llamado sístole y otro de dilatación llamado diástole. Pero la sístole y la diástole no se realizan a la vez en todo el corazón, se distinguen tres tiempos: sístole auricular: se contraen las aurículas y la sangre pasa a los ventrículos que estaban vacíos. sístole ventricular: los ventrículos se contraen y la sangre que no puede volver a las aurículas por haberse cerrado las válvulas bicúspide y tricúspide, sale por las arterias pulmonar y la aorta. Estas también tienen sus válvulas llamadas válvulas sigmoideas, que evitan el reflujo de la sangre.

Diástole general: Las aurículas y los ventrículos se dilatan y la sangre entra de nuevo en las aurículas. Los golpes que se producen en la contracción de los ventrículos originan los latidos, que en un humano adulto oscila entre 60 y 80 latidos por minuto.

Las arterias son vasos gruesos y elásticos que nacen en los ventrículos aportan sangre a los órganos del cuerpo por ellas circula la sangre a presión debido a la elasticidad de las paredes. Del corazón salen dos Arterias: Arteria pulmonar que sale del ventrículo derecho y lleva la sangre a los pulmones. La arteria aorta sale del ventrículo izquierdo y se ramifica, de esta última arteria salen otras principales entre las que se encuentran:

  • Las caròtidas que aportan sangre oxigenada a la cabeza.
  • Las subclavias que aportan sangre oxigenada a los brazos.
  • La hepática que aporta sangre oxigenada al hígado.
  • La esplènica que aporta sangre oxigenada al bazo.
  • Las mesentèricas que aportan sangre oxigenada al intestino.
  • Las renales que aportan sangre oxigenada a los riñones.
  • Las ilíacas que aportan sangre oxigenada a las piernas.

Los capilares son vasos sumamente delgados en que se dividen las arterias y que penetran por todos los órganos del cuerpo, al unirse de nuevo forman las venas. Las venas son vasos de paredes delgadas y poco elásticas que recogen la sangre y la devuelven al corazón, desembocando finalmente en las aurículas.

En la aurícula derecha desembocan: La cava superior formada por las yugulares que vienen de la cabeza y las subclavias (venas) que proceden de los miembros superiores. La cava inferior a la que van las ilíacas y que proceden de las piernas, las renales de los riñones, la supra-hèpatica del hígado y la coronaria que rodea el corazón. En la aurícula izquierda desembocan las cuatro venas pulmonares que traen sangre desde los pulmones y que curiosamente está considerada sangre arterial.

Si quieres colaborar con tu sistema circulatorio para que este siempre listo para cuidarte le puedes ayudar con

Circul-Action producto natural para ayudar a tu sistema circulatorio

Circul-Action producto natural para ayudar a tu sistema circulatorio

Te puede gustar…

Invertir en salud

Invertir en salud

Es importante invertir en tu salud porque tiene un impacto directo en tu futuro. Sin una buena salud, es posible que no tenga la oportunidad de disfrutar de las cosas que hacen que valga la pena vivir la vida. Es posible que esté pensando en gastar un poco de dinero...

leer más
Qué es la Fórmula MACEI

Qué es la Fórmula MACEI

Qué es la Fómula MACEI ¿Has oído hablar alguna vez de la Fórmula MACEI?  Estoy convencido que no.   No te preocupes.    Es la primera vez que voy a hablar de esta fórmula.  Puede cambiar tu visión sobre el cuidado del cuerpo, la salud y el bienestar.    Podemos romper...

leer más